domingo, 15 de febrero de 2015

III ALÈDUA TRAIL (Llombai) - Llegó la hora del cambio

Inscripción: 


Modalidad 1 25K:
  • Opción 1: K25 con camiseta: 12€ (26-11-2014 hasta 28-01-2015)
  • Opción 2: K25 sin camiseta: 10€ (26-11-2014 hasta 05-02-2015)
Modalidad 2 10K:
  • Opción 1: K10 con camiseta: 10€ (26-11-2014 hasta 10-01-2015)
  • Opción 2: K10 sin camiseta: 8€ (26-11-2014 hasta 05-02-2015)

Web organizadora: Cronorunner / Club Esportiu de Muntanya "La Porte Fresca"

Bolsa del corredor: Naranja, Gelatinas, Caldo Aneto + Bolsa, Avituallamientos: golosinas, bebida isotónica, agua, bocadillo, Folletos (Carreras y Productos - Servicios Deportivos)

Dorsal: 846

Localidad: Llombai

Web del pueblo: Llombai

Fecha de Carrera: 08-02-2015

Distancia: 10K

Tiempo: 1h 05' 22"

Ritmo: 6'34"/km 

Posición General: 108º - 282

Posición Categoría: 98º - 204 (De todas las edades: Absoluta)

Club: Independiente 

Hora de inicio: 09:15 horas

Nº llegados a meta: 282 atletas



Bueno, ya van dos Trails (sin contar la Sotxtrem): el que sin duda disfruté mas que en ninguna otra competición: Trail Nocturno de Chulilla, y el de este pasado domingo: Trail de Llombai. Sin duda, es otro mundo el del Trail Running, en mi opinión, son mas encantadores, y pese a la distancia que sea, se te hace mas llevadero. Eso si, tanto las competiciones en ruta como en montaña, me transmiten prácticamente los mismos valores que se recogen de este grandioso deporte.


En un principio, el III Alèdua Trail se propuso para una semana antes, no obstante, se decidió hacerlo para el 8 de febrero debido a la fijación de la alerta temporal Nivel 3. La organización nos ha explicado con una nota que se encontraba en la bolsa del corredor la causa mas detallada de la suspensión del III Alèdua Trail del día 1 de febrero; buen gesto por parte de esta informarnos mas explícitamente.

Cuando fui a apuntarme al Trail una semana antes de que se acabara el plazo (creyendo que no había ninguna suspensión de la prueba), resultó que ya se habían agotado las inscripciones, una pena (pensé), ya que este Trail me llamaba la atención. Los días siguientes, me puse a informarme de alguna carrera por montaña para ese fin de semana, me apetecía mucho correr en mi "habitat", y volviendo a buscar en la página de Cronorunner veo que están abiertas de nuevo las inscripciones al Trail de Llombai, por lo que no dudé en apuntarme. 

Bueno, pues una vez allí en Llombai, me encontré a gente del club organizador que conocía por otras circunstancias, los saludé y fui a prepararme. Me puse la misma ropa de Trail que llevaba en el de Chulilla, mis pantalones cortos de montaña, las medias compresoras, camiseta de tirantes y una larga, mi cinta única, la cámara y ¡acción!

Estábamos a punto de salir, cuando un buen hombre empezó a interesarse por mi cámara. Tras charlar un rato, se dio el pistoletazo de salida y arrancamos junto al cronómetro oficial (ya en marcha por la carrera de 25K), los 10 kilómetros por montaña a -2 grados (en un principio) que nos esperaban.

Recuerdo que el primer kilómetro aún trazaba parte del pueblo, aunque poco a poco nos vimos en sendas de las afueras de este, ya a lo que se viene a referir el recorrido de un Trail.

En estos caminos era difícil adelantar, puesto que eran muy estrechos y no convenía arriesgar; no solo por nuestro propio bien, sino por el de los demás. Mejor aguardar un momento y en cuanto veamos un hueco, si se cree que aún puede haber peligro, pedir permiso y pasar.
Tal vez para la próxima me debería poner un poco mas adelante en el arco de salida. Desde que dejé de entrenar me ponía mas atrás de lo normal en el pelotón de salida.

Una vez abierto más el paso, pude colocarme a mi ritmo y seguir con mi carrera cómodamente.
Se hizo un poco pesado los primeros kilómetros, pero en cuanto empezamos a correr en plena montaña se me hizo más ligero.


Tras muchas subidas y pocas bajadas, llegamos al avituallamiento. No me importaba parar, mas vale parar y beber un poco y coger alguna golosina que otra, que seguir corriendo sin pausa ninguna.
Obviamente no era el único parado mientras bebía bebida isotónica o agua, pero algunos pasaban de largo sin tomar nada. Desde luego que tomar algo de víveres me ayudo para seguir, mas vale perder 20-30 segundos y reponer energía y glucosa que seguir de vacío.

Después de pasar por el avituallamiento del kilómetro 5, nos encontramos con una sucesión de bajadas un tanto "peligrosas" para nuestros tobillos, mucha roca resbaladiza, huecos en tierra, etc... vamos lo que viene a ser el trazado de un Trail.

Todos los atletas disfrutamos de este deporte de diferentes maneras, en mi caso, una de las cosas que mas atractivo hace un Trail, son las bajadas "peligrosas", ir a lo cabra por la montaña, bajar disparado por sus sendas, notando el roce del aire en la piel, disfrutando del paisaje (un regalo sin duda para la vista, vayas a donde vayas) y del olor de la naturaleza en sí, rozando al ritmo de bajada cada una de las ramas de los árboles que se encuentran alrededor... Un sentimiento único y fascinante.

Aproximadamente en el kilómetro 8 nos situábamos cerca del pueblo, aún así las cuestas no nos las quitan nadie. Se oían comentarios de corredores que ya habían realizado este Trail antaño, sobre la finalización de las duras cuestas.

Yo tampoco quería que se acabaran, y por suerte, al rato vino no una cuesta, sino una pequeña pared que prácticamente había que subir trepando. Una vez arriba, todos los que íbamos juntos paramos a andar unos 10 segundos para facilitar la recuperación pulmonar. Seguidamente salimos a correr de inmediato tras pasar una curva aunque algunos se quedaron aún a andar.

Estábamos saliendo ya de las sendas cuando nos encontramos con otro avituallamiento, pero esta vez solo líquido, paré rápidamente a beber un vaso, y seguí sin parar ya.
Comencé a apretar mi ritmo, me encontré prácticamente solo al adelantar a algunos que quedaban por la zona. Sería el kilómetro 9 ya cuando nos adentrábamos al pueblo. A unos 20 metros me encontré a una chica que me parece que al final ganó trofeo, la alcancé le dí ánimos para acabar con fuerza y seguí mi camino hacia delante.

No quedaba nada, fue cruzar dos calles y ya visualizaba la meta, la gente aplaudía en señal a mi esfuerzo, y dejándome llevar por el calor y entusiasmo del público crucé la meta con fuerza.
Esta vez no hice mi señal al cruzar por el arco, sabía que algo iba mal y no me equivocaba...


No acabé contento. A pesar de encontrarme bien, debido a mi cómodo ritmo, acabé mal por la marca. Está claro que no importaba hacer una "marcaza", pero no me esperaba este tiempo tampoco. Se ha notado claramente la falta de entrenamiento. Antes de apuntarme a este Trail ya me lo decían, decían que sin entrenar no puedo pegarme estas carreras. 
Siento todo el respeto a estas competiciones de eso no cabe la menor duda, porque seguro que muchos pensarán que alomejor no lo tengo por proponerme retos como los que me propongo a hacer.

Por suerte (o por desgracia jaja) hasta que no estoy ahí, porque soy un motivado y vivo al límite, no me doy cuenta en el berenjenal en el que me he metido:
Prefiero no conseguirlo a no haberlo intentado.

Sabía que no podía ir mas lejos, mis días de disgusto por no entrenar se tenían que acabar, tenía que reaccionar y buscar remedio. Comprendía que todo lo sucedido y la falta de entrenamiento era solamente culpa mía: tal vez fuera por la falta de ganas, falta de motivación, el no entrenar en compañía, sin ningún club tampoco, el curso presente, el no poder disfrutar de la pista, y mis ansias por volver a ella...

Lo que tenía claro era que, fuera como fuera, debía restablecer esa ilusión y esas ganas de comerme el mundo que poseía el año pasado.
La pista no la podré tocar ya como atleta hasta nueva temporada, pero eso no quita que me pueda ir preparando para entrar con fuerzas y con ganas a la categoría promesa en Septiembre.

Volví a casa con un solo objetivo: Comenzar de nuevo y no dejar de luchar por mi sueño


 A seguir sumando AVENTURAS!


Para aprender a levantarse, primero hay que caer... ¡Corre no pares!



No hay comentarios:

Publicar un comentario