miércoles, 24 de junio de 2015

III Volta a peu Sant Joanet: Por muy poco

En esta aventura se une mi amigo David. Le comenté que las carreras restantes que me aguardaba el circuito eran decisivas para puntuar en lo alto y asegurarme un buen puesto en la clasificación final y el decidió venir conmigo a tirarme e intentar que consiguiera un buen puesto en la carrera.

Llegamos con tiempo de sobra a la carrera, los primeros en llegar y coger el dorsal. Me acordaba muy bien de la zona de carrera, el año pasado ya estuve y me acordaba de la zona de recogida de dorsales y del recorrido de la carrera del día. Se trataba de una vuelta de unos 800 metros por dentro del pueblo y después dos de 3.600 que iban por los campos de cultivo, rodeando el polígono.



Al recoger las cosas vamos al coche a cambiarnos las chanclas por las zapatillas, en mi caso también a ponerme las medias, me siento mas a gusto con ellas puestas, aunque su principal finalidad es reducir los impactos que supone correr con cuestas, en montaña.. Algunos también se la ponen solo en invierno para abrigarse las piernas y en verano se olvidan, pues cada uno como mejor y mas cómodo se sienta, en mi caso es este.
Echamos unos tragos a nuestra bebida preparada a base de polvos, una bebida que probé en la 15K Nocturna de Valencia, creo yo que es lo que me dio también un extra de fuerza, tanto en la 15K como en la de este día, o tal vez esté todo en la mente que es muy poderosa y si piensas que algo te va a motivar o te va a dar mas fuerza, aunque no sea cierto te la da.

Poco antes de ponerme en línea de salida veo a varios conocidos, entre ellos Jose Aaron Canet, un chico que conocí en la edición pasada de este circuito y que me adelantó por una carrera consiguiendo el 3er puesto Júnior del circuito. Este año si o si tengo que ganar, es mi última oportunidad, después paso a Sénior y todo será mucho mas difícil.

Salimos y me veo un poco mas adelantada a Miriam Gregori, una atleta valenciana del C.A Silla que corría con la equipación roja, verde y negra, la de "The Kenyan Urban Way". Es muy buena atleta, de hecho en las carreras que he coincidido con ella siempre me ha llegado a adelantar.

David se pone delante mía llevándome el ritmo, vemos que en el primer kilómetro la cosa se nos va por debajo de 4'/km cuando nuestra intención era ir a 4'10 los dos primeros kilómetros y después bajar a 4' y mantener ese ritmo a mitad de carrera, así poder llevar el ritmo por debajo de 4' (algo difícil) los dos últimos kilómetros.

Tras haber pasado ese kilómetro por el pueblo, salimos pasando una vez por meta hacia el polígono; hacía mucho calor. Recorríamos los caminos con bastante determinación por conseguir alcanzar mi MMP en un 8K: 32' exactos, a 4'/km, fue en la I Volta a peu al Barri Orba, al lado de casa, una carrera bastante llana y con mas sombra que esta carrera.
Pasamos por la intersección que marcaba el principio y el final de la vuelta de 3.600, por suerté no voy tan mal como para ver llegar ya por ahí a los primeros.
Seguimos el ritmo y rodeamos el polígono mientras el sol nos pegaba de lleno. Poco mas tarde, llegamos a la misma intersección que entraba ya al pueblo, seguimos con el mismo ritmo, algo lento (4'20"/km) y algo va mal, me encuentro con mucha pesadez de piernas, tal vez sea aún por el buen ritmo que marqué en la 15K Nocturna de la semana pasada que aún me estaba pasando factura.
Pasamos por el arco que nos indicaba el último paso por este hasta llegar a meta. Solo me quedaba una vuelta pero noto mucha matraca, David me incita a subir el ritmo como habíamos acordado pero me sostengo y le digo que estoy aguantando mal, que llevemos el mismo ritmo.

Pasamos de nuevo la intersección y llegamos al polígono, ahí se hacía mas agobiante por el calor que hacía, y decido aguantar al menos el ritmo que llevábamos, pese a eso sigo rodeando honradamente el polígono sin intentar atajar. Llegamos a la intersección de nuevo y ya sabía que quedaba poco para entrar por el arco de meta, decido apretar y le digo a David que tire un poco para que intentara alcanzarlo.

Nos encontramos dentro del pueblo, callejeando sus estrechas carreteras cuando oigo el grito de ánimo para Miriam Gregori por lo que me hizo pensar que esta vez, en esta carrera no se encontraba muy lejos de mi. Giramos la última calle y mi esperanza por conseguir podium se fue al pique, a no mas de 60 metros me adelanta el chico del A.E la Porte Fresca, Jose Aarón Canet, mientras observo como se va girando para ver si lo alcanzaba, intento pegarme a el pero la cosa me pilla por sorpresa y mis piernas ya no daban mas de si, al lado de el entra otro Júnior.
Ya solo podía entrar a meta orgulloso y con la cabeza bien alta por la gran labor que hizo David al tirarme, aunque fui yo el que no cumplió con los ritmos que decía.

Paré el crono en un tiempo de 34'03" (1'46" mas rápido que el año pasado) a ritmo de 4'16"/km con la 109º posición de los 557 que corrimos y nos enfrentamos al calor de los 8 kilómetros en Sant Joanet.

Para finalizar el buen día tomamos un poco  del avituallamiento de meta incluido el agua de mar (igualito a si bebes del agua de la playa), me la tragué de un sorbo para no hacer el feo a las que lo ofrecían, tendrá muchas sales minerales para recuperar pero prefiero una bebida isotónica o el zumo de naranja del Mcdonals (el mejor zumo de naranja que he probado) jaja. Una vez sentado para descansar me encuentro al hombre que conocí en la carrera de Turís, un hombre que le tiraba mas que yo, pero esta vez parece ser al revés. Me comentó que me había visto pasar por delante suya poco antes de llegar a meta, algo que me consoló por lo de los otros dos chicos Júniors.

Me dio mucho coraje el adelantamiento del final. Por lo que me comentó Jose Aaron cuando fui a echar un vistazo a los resultados, se había mantenido detrás mía a lo lejos junto al otro Júnior durante toda la carrera, pensaba que no iba a adelantarme ya, pero al entrar al pueblo vio la ocasión perfecta para apretarle y arrebatarme el puesto junto al otro chico, el cual consiguió el 3er puesto de la carrera, algo que me dio mas coraje aún y si fuera poco, el trofeo era de los que mas me gusta, con forma de atleta aunque en una especie de base, pero bueno estas cosas pasan y solo se pueden remediar mejorando la velocidad de la entrada a meta, así evitar que pasen situaciones en las que por 5 segundos te quiten la posibilidad de podium, así que...

A seguir sumando ¡AVENTURAS!

 *Dentro de una semana se cumplirá mi mas preciado objetivo de la temporada, ya averiguaremos cual es cuando lo comparta por aquí.

Gana con pasión. Pierde con dignidad. Disfruta con locura. Vive con propósitos


¡Corre no pares!                                                                                                  ¡Vive al límite!

miércoles, 17 de junio de 2015

15K Nocturno Valencia 2015: ¡Pisando fuerte las calles valencianas!

Recorrer esa 15K Nocturna Valencia fue algo improvisado, inesperado, impensado, algo imprevisto. Justo la semana de ese 13 de Junio me comentaron si me gustaría correr en los 15K nocturnos; uno de mis criterios por los cuales no me apunté fue porque me parecía un poco cara (como otras que se celebran en Valencia), y para gastarme el dinero en esta carrera ya tenía pensado gastarlo en otras. Aún así fue una carrera que ya apetecía correr, sobretodo cuando vas por Valencia y ves a gente corriendo, o vas a las pistas de atletismo o simplemente vas paseando por el pueblo y ves siempre a gente con las camiseta conmemorativa de la edición pasada, pensé: "Esta carrera parece estar bien, tendré que correrla alguna vez, es bastante popular..."
Y así hice, la corrí sustituyendo a un chico llamado Andrés. El dorsal era rojo por lo que pertenecía al primer cajón de salida (sub60') de los 5 que habían, una gran ventaja para salir cómodo sin presiones ni codazos (intencionados y no intencionados) de la gente y teniendo en cuenta que fuimos 10.200 los que cruzamos por meta ese día. Creo recordar que salí en quinta fila, con la "élite". 
Después de acercarnos por la zona de carrera el grupo del C.D Never Stop Running y yo, nos hicimos una foto de equipo, y poco después comenzamos a calentar.
Se notaba que iba a salir una noche fresca y eso que estábamos en pleno Junio, pues ese mismo día, un par de horas antes surgió de la nada un cambio climatológico tremendo, comenzó a llover sin mesura, mucho viento y además, después de tanto tiempo, empezó a ¡GRANIZAR!. Nadie lo hubiera dicho el día anterior cuando recogimos en la feria del corredor la bolsa.

En un principio quería que ese clima no cambiara a la hora de correr, ya que me gusta correr con esas condiciones, extrañas e inesperadas, pero mereció la pena la verdad, se quedó una noche freca, perfecta para disfrutar de la competición.


Salíamos desde Marina Real Juan Carlos I, pasando los primeros kilómetros por rectas muy largas de la capital del Turia, suerte que siempre te encuentras rodeado de gente y se te hace mas ameno.

Mi estrategia principal de carrera era dividirme la carrera en tres de 5 kilómetros, la mente tiene mucho papel en estas carreras de larga distancia.
Hacía mucho que no hacía una carrera larga por lo que quise coger un ritmo cómodo y suave y acabar como se pudiera.

Los primeros 4 kilómetros, a pesar de las rectas infinitas, se hizo agradable, aún se oía a gente conversar, aunque poco les duraría la charla.
Llevaba un ritmo suave, veía como se iba de mi campo de visión un compañero del Corriols Sueca, Joan, y yo seguía mi carrera sin dejarme llevar por ritmos de nadie.
A partir del kilómetro 5 se comenzó a callejear por las principales vías de Valencia, es cuando mas gente podía observar animándonos, niños queriendo que les choquemos las manos, gritos de ánimo... algo que sirvió de gran ayuda, de gran motivación. Sería eso seguramente por lo que a pesar de los pocos kilómetros acumulados en el cuerpo durante semanas atrás, iba lanzado sin esa sensación que estaba presente en muchas de mis carreras, me encontraba fuerte y decidí apretarle un poquito nada mas. Pasamos por el ayuntamiento y la plaza de toros, todo marcha bien, no me se el ritmo pero ya estoy acostumbrado, mi reloj no tiene gps ni nada de eso, voy siempre por sensaciones.
Nos encontramos ya camino hacia la calle Colón, el meridiano de la carrera, si iba bien hasta entonces seguiría bien hasta el final. Llegando al kilómetro 9 podemos observar todos los corredores el punto de animación que había, algo que hizo que nuestra lucha física pero sobretodo mental fuera mas allá.

Franqueábamos la 2ª 5K de las tres que eran, solo quedaba un 5 mas, así que era la hora de reponer fuerzas, beber del puesto de avituallamiento y seguir ya hasta el final.
Me encontraba ya en los 3 últimos kilómetros de carrera cuando comencé a notar que las piernas ya notaban ese esfuerzo de ritmo, pues decidí subir ese ritmo cómodo al que iba y darlo todo para lo poco que quedaba, arriesgando a no pinchar a última hora, cosa que pensaba que podría haberme pasado por esa notable diferencia de ritmo de carrera.
Iba pasando a gente sin parar, contemplando esas caras de sufrimiento de algunos, esas caras que reflejaban un desafío personal, un objetivo en mente, una ilusión por la que luchar.

Una vez pasado la Ciudad de las Artes y las Ciencias (una parte muy bonita al pasarla por la noche y corriendo), decido ver el ritmo que llevo a partir del kilómetro 13, y calculo para mis adentros el tiempo que pasa desde dicho kilómetro al 14: ¡3'55”/km! No me lo esperaba, aunque si que se notaba la fuerza interior del último tramo de carrera.

Se comenzaron a escuchar mas gritos de ánimo mientras girábamos la última curva y nos enfrentábamos a la última recta, la recta final, la del sprint, la que entraba por ese arco de meta que se estaba esperando desde hace un rato, la que indicaba el stop de mi crono en 1h07'.

Mejor marca personal en un 15K (homologado). Ya estaba hecho y comprobado todo. Uno de mis objetivos en esta carrera era comprobar mi aguante después de tanto tiempo sin competir en una distancia así, pues dentro de poco se celebraría mi última aventura del gran fondo que cerraría la temporada a lo grande, la Fuji Élite Race Chulilla 2015.
Es el objetivo “fondista” del que he hablado en varias ocasiones, es también una de las aventuras y retos que me propuse para este verano de ilusiones.

Me iba a casa habiendo pisado fuerte la capital y contento con la marca realizada, con las buenas sensaciones aún pudiendo haber apretado un poco mas.
1er 5K: Ritmo muy cómodo
2º 5K: Ritmo adecuado
3er 5K: Ritmo bastante fuerte, compensando lo que había perdido a principio de carrera.

Ahora toca seguir con el entrenamiento, con el grupo de entrenamiento del C.D Never Stop Running, grupo con el cual estoy entrenando fuerte las series este mes, y en buena compañía.
La próxima aventura es en Sant Joanet, carrera del Circuit Cajamar Ribera de Xúquer con la liebre de David.


A seguir sumando ¡AVENTURAS!


El cuerpo puede más que las excusas




¡Corre no pares!                                                                                                  ¡Vive al límite!

miércoles, 10 de junio de 2015

V Circuit Cajamar Ribera Xúquer 2015 - Alzira y Algemesí: "Meridiano del circuito"

Tras un breve descanso, vuelvo para contar y revivir mis nuevas aventuras.
Se va acercando poco a poco el final del circuito, el 16 de Mayo en Alzira y el 6 de Junio en Algemesí podrían ser claves para asegurarme un buen puesto en el circuito, tanto en mi categoría como Júnior como en la absoluta. De momento voy 1º Júnior, a la espera de las últimas carreras que quedan por correr para definir mi puesto real. Ahora empieza la cuenta atrás: ¡6!

Hacía tiempo que no corría a gusto climatológicamente hablando, soy un atleta al que no le gusta mucho el frío a la hora de correr, siento que doy mas de mi en una carrera con calor, notar el sudor recorriendo mi cuerpo y las piernas calientes al correr. En Alzira se estuvo bien, una carrera (III 10K Alzira) que transcurría prácticamente por el pueblo, rodeado de sombras además de ser una carrera bastante llana.
Esta vez me acompañó a la carrera mi compañero y amigo del C.D Never Stop Running, David
No fue a correr esta vez sino a hacerme alguna que otra foto y pasar un buen día disfrutando del atletismo popular.

Comencé la carrera y esta vez no tuve de referencia a nadie, solo quería salir a un ritmo cómodo para ir apretando poco a poco.
Fue una carrera de 10 kilómetros pero se me pasaron volando aunque mis tiempos no digan lo mismo jaja. Aunque a mi me gustan mas las de trazados sinuosos, según pasaba la carrera se veían rectas y mas rectas muy largas, aún así se me hizo corto.
Poco antes de llegar a meta, en los últimos dos kilómetros para ser mas exactos, hice un cambio de ritmo importante, por lo que me hace pensar que había empezado lento o simplemente me encontraba con fuerzas ese día.
La entrada a meta fue lo mas entretenido, pues entrábamos por el arco dando primero una vuelta a la pista de atletismo del pueblo. Donde adelanté a mas gente fue aquí, en el anillo de 400 metros, lo echaba de menos, y cada zancada que daba era un grito de anhelo por competir o entrenar en pista como es debido.


En lo que se refiere a la XXXI Volta a peu Algemesí, todo lo contrario que a la de Alzira, no hay mucho que comentar de esta carrera, fue un día en el que no tenía el cuerpo para mucha fiesta, un día extraño, sin potencia, y eso que tuve oportunidad de podium de mi categoría si hubiera estado yo que se, como en Alzira, era la misma distancia aunque con registros muy diferentes.

Tiempos/Posiciones:

  • Alzira: 46'36"/346º-1032
  • Algemesí: 48'54"/490º-957
A pesar de todo, en este deporte siempre van a existir días buenos y días malos para todos, y el que diga que no miente, no hay que rendirse a la primera de cuenta, en este deporte la rendición es una palabra que no conocemos, algo por lo que merece mantener en la ignorancia.

A seguir sumando ¡AVENTURAS!

Cuando estés a punto de rendirte, piensa en todos los que no confían en ti y demuéstrales lo contrario






¡Corre no pares!                                                                                          ¡Vive al límite!