viernes, 24 de julio de 2015

IX Carrera Masia de Traver Kikemoret DesafioRunning "Nuestra meta, nuestra ilusión": Un sube y baja muy rápido

Inscripción: 

  • 5€ (el día de la carrera solo pagas el dorsal no la bolsa del corredor porque no te la dan)

Web organizadora: Cronorunner

Bolsa del corredor: (En mi caso nada) Bolsa y caldo ANETO + Camiseta técnica + Avituallamiento líquido y sólido

Dorsal: 555

Localidad: Urbanización Masía de Traver - Ribarroja del Turia

Web del pueblo: Ribarroja

Fecha de carrera: 17-07-2015

Distancia: 5K

Tiempo: 22'00"

Ritmo: 4'25"

Posición General: Desconocido: De los 20 primeros

Posición Categoría: Desconocido (Absoluta): De los 20 primeros

Club: C.D Never Stop Running 

Hora de inicio: 21:00 horas

Nº llegados a meta: Desconocido



Después de una semana de descanso tras haber disputado la 28ª Volta a peu Alzira 2015, decidí por centrarme en otro tipo de carreras, desde el Trail de Chulilla quise bajar la distancia en carreras, me apetecía correr carreras cortas para dar comienzo la nueva temporada 2015-2016 que para mi ya ha empezado. Quería algo mas explosivo dentro de lo que engloba las carreras de fondo, y vino de lujo la aparición de esta carrera, una de 5 kilómetros y de mi tipo, de las cañeras.


Una gran carrera cuya causa solidaria es la razón mas importante por la que correrla. Carrera de nuestro querido speaker Kike, un speaker que muchos reconoceréis, un speaker que nos ha estado acompañando en muchas de las carreras que se han celebrado en nuestra tierra, nos ha animado y nos ha seguido en nuestras aventuras, un gran hombre que seguirá estando ahí durante muchas mas carreras.

Después de merendar algo ligero como son dos tostadas y un zumo, cogí el autobús hacia la cruz cubierta donde me esperaban para irnos a Ribarroja, me pilló desprevenido ya que en el mismo día, unas horas antes me decían si me apetecía correrla, se podía apuntar allí, así que no hubo problema.
Me parece que ha sido la primera carrera en la que me he apuntado el mismo día de la prueba.

Nada mas llegar, fuimos a por el dorsal y nada mas, al menos en mi caso, pagué los 5 euros por el dorsal, ya que no había chip, no habían categorías y tampoco me daban camiseta con la bolsa de caldo aneto y su respectivo brick. No me molesta ya que es un fin benéfico y todo sea por RIBADIS, aunque seguramente sobrarían camisetas y a los que nos apuntamos allí podrían haber tenido el detalle, pero bueno, repito que no me molesta tanto por ser un fin benéfico y porque ha sido una gran carrera, muy divertida, entretenida, rápida y con el tipo de recorrido que me gusta, con un sube y baja de los buenos.

Este día me estaba engañando, me dijo David: "Tu sin la cinta en la frente no eres el mismo atleta", lo que me hizo reflexionar y aceptar la realidad, yo no soy yo sin la cinta en la cabeza eso es cierto, y si había algún sitio donde me lo debería poner es en la frente, así que sin mas dilación tocaba ponérsela de nuevo en su tradicional puesto, ¡Ahora si que era yo!

Una vez cogemos las cosas, subimos de nuevo a donde estaba el coche a cambiarnos y a ponernos el dorsal y en cuanto estuvimos listos ¡a calentar!

Hacía una temperatura muy buena para correr, aunque estamos en verano, así que si o si pasaremos calor y del bueno en mas de una carrera que nos espera.
`
Una vez nuestras piernas ya estaban calientes habiendo cogido también alguna cuesta que otra para que estuvieran presentes en el cuerpo, nos posicionábamos en el arco de salida, charlaba con Juan, un compañero del Torrent, y justo después se dio salida a esta aventura inesperada.

Salí en 2a fila así que justo a dar comienzo la carrera dejé que el primer grupo fuerte siguiera su marcha y yo mantenerme a un ritmo cómodo, tenía pensado ir a un ritmo adecuado acorde a mi desconocimiento del recorrido, sabía que habrían cuestas durillas lo que no sabía es la cantidad, frecuencia y dureza de ellas, eso supondría el haber ido excesivamente rápido y pagarlo o ir cómodo y pagarlo igualmente, así que fui a un ritmo al que veía que podría apretarle mucho más en caso de notarme con fuerza a pesar de las cuestas, y así fue la cosa. Como suelo hacer yo, prefiero mantenerme reservado detrás de alguien que se que va mas que yo o mas o menos igual y después en los últimos kilómetros de carrera darle duro y remontar.

Comenzamos a subir las primeras cuestas que nos aguardaba esta urbanización, por mi cuenta y sin referencia ninguna, aunque de vez en cuando me cogía a un atleta para llevar un ritmo bueno, a lo lejos veía a unos atletas que conocía y a una atleta (podium de la general). Me reservé para apretarle en la segunda vuelta que se trataba del mismo recorrido que la 1ª: cuesta sin parar y después bajada fuerte hacia el paso por meta, total un kilómetro por vuelta mas o menos, eso si, esquivando algunos obstáculos como la ambulancia que estaba muy justo en la curva interior que daba al paso por meta, a gente como yo que le gusta coger las curvas con estilo a lo Marc Márquez eso supondría un peligro.


Era la hora de apretar o se me alejaban mucho mis puntos de referencia, así pues, sin dudarlo y dando mas caña a las piernas apreté y me fui acercando.
Al dar la segunda vuelta nos dirigimos a una tercera aunque con recorrido algo distinto, pasando por una calle en la que se podía ver a los que iban mas atrás o más adelante, según cada uno.

La 3ª vuelta y a partir del 3er kilómetro es lo que ya me gustaba mas aún, sendas con piedras y terreno irregular, rodeado de verde por todas partes.
En estos recorridos es donde mas me divierto corriendo, donde mas adelanto, donde mejor aguanto el ritmo a pesar de ser mas rápido de lo que llevara.

Alcanzo a los tres atletas jóvenes, de mi “quinta” y paso a la chica, aguardo en este grupito y me noto fenomenal, piernas potentes, nada cansadas y tras haber descansado suficiente decido tirar y dejarlos atrás, me posiciono como cabeza de grupo y voy tirando y tirando hasta que no los veo, aunque la atleta de “Els Caragolets” me seguía.

En medio del bosque me encuentro en un punto de confusión ya que no sabía donde dirigirme, se podía seguir de frente o girar a la izquierda hacia una senda muy estrecha, para mi suerte me indica una chica de la organización el camino correcto, el de la izquierda, aunque infortunio para los primeros ya que no había quien les señalizara (tema de polémica al acabar la carrera).

Una vez giro a la izquierda, liderando el grupo que se podía distinguir aunque fuera a distancias de separación largas unos de los otros, me seguían otros atletas, la chica de “Els Caragolets” me parece que iba acercándose aunque extráñamente no llegué a girarme en ninguno momento para ver como iba la cosa por detrás mía.

Si estuviera en el lugar de la atleta con posibilidad de podium absoluto, me mantendría no muy alejado del que va delante a un ritmo superior, me imagino que es lo que habrá pensado hacer como parte de su estrategia de carrera. Así pues, después de seguir el camino me encuentro con la última larga y continua subida desde el terreno irregular que salía del bosque, al asfalto que entraba al casco urbano.

Tras haber apretado un poco el ritmo porque me encontraba con muchísima fuerza, veo que estaba por la cuesta que seguía la 1ª y la 2ª vuelta, lo que quería decir que no me quedaba mucho para meta.
Al llegar al punto mas alto de la cuesta me encuentro con la última bajada de la carrera, la que definitivamente entraba a meta y decido apretar. No se si fue porque oía comentarios de que algunos se habían perdido que cuando fui a hacer el sprint final no lo di todo pensando que alomejor tendría que dar mas vuelta si se creían que era de los que se había perdido. Bueno pues yo seguía mi carrera y sabía que no estaba haciendo trampas ni mucho menos, así que eso demuestra que hay que seguir nuestro propio instinto y darlo todo a pesar de lo que piense la gente.

Al llegar a meta solo quedaba disfrutar de una coca cola y unos cuantos trozos de sandía en buena compañía, comentando la gran carrera del dían y observando a los siguientes atletas pasar por meta.
Veo también como pasa un buen hombre que antes de comenzar la salida nos pidió hacernos una foto con el ya que venía de Galicia a correr y no conocía el club del C.D Never Stop Running, ahora tengo contacto con el y es un gran atleta y un gran aventurero como yo.

Poco después volvíamos al coche a cambiarnos de nuevo para nuestro regreso a casa, me despedía de esta carrera con una gran sonrisa, pues me encontraba con ganas de hacerla de nuevo, con las piernas como si no hubiera corrido.

A pesar de los pocos servicios con los que contábamos los que nos inscribimos el día de la prueba y sobretodo por la falta de ritmo al ir muy cómodo durante los 5 kilómetros de carrera, disfruté muchísimo de esta competición, un 5K rápido, muy divertido y entretenido, con un recorrido/circuito con gran declive en los que disfruto mas, sensaciones muy buenas.

Mi tiempo fue de 22', no está tan mal habiendo ido bastante cómodo; no habían clasificaciones pero pude comprobar a entrar a meta de haber sido de los 20 primeros, sin tener en cuenta a los 6 primeros creo que eran, los que se perdieron y llegaron mas tarde.

En mi opinión, hay gente que cuando se dan situaciones como esta se lo toman muy mal, e incluso algunos se comportan con unas actitudes muy antideportivas, y mas en este deporte, un deporte que va mas allá de este tipo de problemas, con valores que lo hacen mas fuerte aún, y en este caso, con un fin solidario que la deportividad y las ganas de sonreír deberían estar mas presentes que nunca.



Suma aventuras y...¡Vive al límite! 

El futuro tiene muchos nombres. Para los débiles es lo inalcanzable. Para los temerosos, lo desconocido. Para los valientes es la oportunidad

¡Corre no pares!




No hay comentarios:

Publicar un comentario