lunes, 10 de agosto de 2015

IV CxM Albentosa: Fuera de casa pero con la misma pasión


Inscripción: En www.inforunning.es / www.deportesgudarjavalambre.es / Tienda CORREMON

  • 14€ y 12€ prueba reina y promoción respectivamente para atletas federados
  • 16€ y 14€ prueba reina y promoción respectivamente para atletas no federados

Web organizadora: Liga CxM La Serranía

Bolsa del corredor: Braga conmemorativa + posibilidad de camiseta Albentosa (5€) + bocadillo de pueblo + rosquilletas + abundante avituallamiento líquido y sólido

Dorsal: 707

Localidad: Albentosa (Teruel)

Web del pueblo: Albentosa

Fecha de carrera: 09-08-2015

Distancia: 13.360m

Tiempo: 1h 39' 04"

Ritmo: 7'25"/km

Posición General: 34º - 104

Posición Categoría: 28º - 71 (Absoluta-M)

Club: Green Power Sports Team 

Hora de inicio: 09:00 horas

Nº llegados a meta: 104



Una nueva aventura en la que he corrido por primera vez por las montañas de Teruel y además formando parte del prematuro y prometedor equipo del Green Power Sports Team, un equipo que se ha formado a través de la división del grupo del C.D Never Stop Running, un equipo con el que haré las populares en su nombre aunque dentro de poco ya no haré tantas.


Tras madrugar un poco llegamos a Albentosa para debutar en el Trail que formaba parte de la Liga CxM La Serranía, aparcamos y salimos del coche..¡Que cambio de temperatura! fresquet es lo que sentía al salir del coche, acostumbrado al caloret de Valencia salir del coche y encontrarme con unos 15ºC se agradece y mas a la hora de correr. Nada mas llegar vemos a los atletas de la prueba Reina (23K) salir disparados nada empezar hacia arriba. Quise hacer la prueba Reina ya que cuanto mas intenso sea el día de hoy mas disfrutaba, además tendría posibilidad de podium, pero hay que escuchar lo que te dice el cuerpo; pegarme el palizón no sería aconsejable, acabaría la competición sin duda, y quien sabe alomejor con buena marca, pero mi cuerpo no estaba acostumbrado a esa distancia, había que considerar que es prácticamente un ¡Medio Maratón! y en montaña y ni mis entrenamientos se acercan para poder hacer eso ni tampoco era sano para la salud que al fin y al cabo es lo mas importante.

Cuando salieron los atletas de la prueba de 23 kilómetros me fijé en un chico que me parecía conocer, no estaba seguro pero juraría que era un chico llamado Noel que iba conmigo a Cheste, el cual siempre se "picaba" en la asignatura de DES (Desplazamiento, Estancia y Seguridad en el Medio Ambiente), una asignatura que trataba básicamente de la Montaña y para los dos era nuestra asignatura favorita y a los dos nos encanta la montaña.




Poco después tocaba calentar, que poco hice porque salíamos dentro de poco aunque tampoco era tan grave pues 13-14 kilómetros en montaña daban para calentar lo suficiente en el primer kilómetro y no me equivocaba, nada mas empezar tocó la primera subida que me dejó asfixiado jajaja pero mas bien era porque los primeros minutos de carrera dan la sensación de agobio pero en cuanto se termino la primera subida ya iba cómodo.


Tras coger un poco de ritmo en montaña paso por un pequeño tunel en el que la organización ya me había advertido que estaba lleno de barro, salgo y me encuentro las zapatillas cubiertas de barro, algo peligroso para lo que venía después, unos desfiladeros en los que con barro en las zapatillas era muy fácil resbalarse y si fuera poco yo con cautela ya que corría con las zapatillas normales, las de montaña las tengo encargadas y con algo tenía que correr. Próxima adquisición: Salomon SpeedCross3.

Mas tarde voy por una senda bastante técnica en la que desde ese punto se veía el viaducto que tendría que pasar muy pronto. Tras unos saltos de roca a roca y demás llegamos a la parte llana que llevaba hacia la entrada del viaducto, ahí se encontraba un hombre del Green Power ST que al no reconocerme no pudo hacerme una buena foto de camino al viaducto pero al entrar en este se giró y me hizo una foto, me giré yo en contrasentido corriendo hacia atrás para que me la hiciera y seguí mi camino.


Me acompañaba David Salvador, un atleta muy asfaltero que se torció los tobillos a principio de carrera y decidió ser cauto y no esforzar mucho la articulación, me seguía durante los tramos mas sencillos, los mas complejos y técnicos le sacaba algo de ventaja pero ya lo habíamos hablado; yo que en las bajadas y en terrenos difíciles iba a lo "cabra" sin pensarlo ni dudarlo y el en terrenos mas o menos llanos sacaba mas ventaja, nos juntaríamos.


Me comenta que llevábamos ya mucho mas de la mitad, me quería asustar jeje pero ya le dije que era imposible, que aunque no tuviera reloj gps sabía que nos quedaba bastante carrera por disfrutar, y es cuando le dije que quedaba carrera suficiente para deleitarse. No quería que acabara pronto, cuanto mas durara mejor y mas satisfactorio.

Poco después, nos juntamos al final del viaducto de la Menera y nos dirigimos al cruce de un túnel en el que no se veía nada. De momento iba con buenas sensaciones con un ritmo muy bueno en el interior del túnel, sensaciones raras pero excitantes al correr por este escenario.
Al salir, con los rayos de sol en la cara nos dirigimos como no a mas cuestas que es lo mío.

Tras apretar el ritmo "a lo loco" en las bajadas y controlando en las subidas incluso parando a andar cuando era necesario y estratégico para el objetivo de la carrera, me encuentro en un camino de cabras y lo digo literalmente pues nuestras compañeras de viaje estaban en pleno camino, las saludo y sigo mi camino.


Poco después tocaba pararse en el segundo avituallamiento de la Fuente de la Piedra en el kilómetro 12, el primero ya lo había pasado antes. Me agacho a beber de la garrafa de agua e isotónica ya que como advirtió la organización no repartirían vasos, cosa que me parece muy bien ya que hay mucho " destarifao' " que no respeta el medio ni cuando hay recipientes dispuestos para tirar los vasos/botellas.

Después de este avituallamiento necesario en el que David llegó 20" mas tarde, le espero y salimos a correr en zona de bajadas, tocaba una de las partes mas divertidas y rápidas de la competición, una continua bajada algo técnica donde se podía bajar bastante rápido pero sabiendo por donde pisas.

Disfruto de la bajada como un chiquillo; zancada a la izquierda - zancada a la derecha encima de alguna que otra roca - me impulso desde la roca - me agacho para no darme contra las ramas - salto para (intentar) evitar las zarzas - me dejo llevar por la montaña...y así todo el rato.

Tras acabar esta grata y ventajosa bajada me pensaba que salíamos al asfalto para ir de vuelta al pueblo pero no, justo antes de desviarse a la derecha para correr la carretera el hombre de la organización me dice que es para arriba; bueno una subida mas ¿que importa? si es lo que quiero, no asfalto. Subo por el sendero con bastante fuerza y satisfacción y me uno de nuevo al viaducto que en esta ocasión lo pasaba en sentido inverso. Solo quedaba una subida mas por disfrutar, un punto culminante de esta competición: La subida hacia el castillo prólogo del último callejeo hasta la línea de meta.

Una subida en la que se demostró uno de los objetivos de las carreras de montaña: fomentar esta práctica dentro de los valores de compañerismo y deportividad.

Íbamos juntos en piña David, un hombre que se nos juntó al salir del viaducto de la Menera y yo. Durante el breve descanso en el que no fuimos andando ni 30" en busca de la cima del antiguo castillo de la localidad, charlamos un poco los tres, mientras disfrutábamos a la par de esta espectacular aventura y de su gratificante vista de los alrededores de Albentosa.

Al llegar a la cima nos animamos mutuamente los tres, también nos aplaudían los mas veteranos espectadores del pueblo y ya solo quedaba la bajada a la Plaza del remozado Ayuntamiento de la localidad (que se encontraba en pleno proceso de reconstrucción después del trágico incendio de 2012).
David y yo, a pesar de esta competición rompepiernas, salimos disparados e hicimos una entrada a meta espectacular y bastante explosiva en la que bajamos de 4'/km.

Entramos por el arco del triunfo en 1h39'04" y no había nada mejor que degustar el abundante avituallamiento líquido y sólido mientras comentábamos la carrera.


Tras ducharnos (agua helada pero que el cuerpo agradecía), nos dirigimos de nuevo a la plaza mientras veíamos a los restantes atletas llegar a meta.
Mas tarde nos enteramos que el Green Power ST consigue el premio al club mas numeroso lo cual quiere decir que nos llevábamos a casa un jamón y un buen trozo de pan de pueblo (la guitarra y la pandereta).

Una vez acabada la competición, nos hacemos una foto de grupo en el podium y bajamos a comer y a disfrutar de un buen baño en la piscina de Albentosa.

Definitivamente llegaba el momento de confirmar lo que estaba en duda antes de comenzar la carrera: Si, era Noel el chico que había visto en la prueba Reina al principio de este gran día. Casualidades de la vida cuando me entero que su padre pertenecía al Green Power ST y que el corrió en nombre de este también. 3h 33' hizo, se llevó el trofeo al 2º Promesa. Hablamos un rato poniéndonos al día y nos despedimos.

Ya dispuesto en la piscina tocaba relajar las piernas aún calientes, me apoyo en el bordillo y me pongo a rememorizar esta nueva aventura que había vivido.

Sin duda, cada día me gusta más correr por la montaña y seguiré haciéndolo aunque en la próxima temporada haga pista, disfrutando de mis dos grandes pasiones: Atletismo y Montaña



Suma aventuras y..¡Vive al límite!

Dedica tiempo a hacer aquello que te hace realmente feliz


¡Corre no pares!



No hay comentarios:

Publicar un comentario