domingo, 27 de noviembre de 2016

I Circuito Trail La Ribera y Canal de Navarrés


NO PAIN NO GAIN

Comenzaría esta entrada con esa frase, ya que como en múltiples ocasiones he comentado, la montaña al igual que el atletismo me lo da todo, y es por eso que, una forma de juntar ambas pasiones es con el ya conocido para mucha gente: el Trail Running.

Comencé a participar en este circuito porque me llamó la atención, además de ser una primera edición (que siempre puedes decir que eres histórico en este circuito), era en pueblos de la Ribera; ya conseguí un podium en el circuito de carreras populares de la Ribera del Xúquer, que mejor que dar el paso a conseguirlo también en el circuito de la Ribera pero esta vez en montaña.

Pese a todo, fue comenzando la temporada en pista y sabía que habría algún que otro Trail que no podría hacer. Me jugaba no poder puntuar por no completar todas las carreras, además de unos cuantos podiums en dichas carreras, pero me prometí antes de comenzar la temporada que, donde debo centrar mi futuro deportivo es en la pista, y no convenía saltarme las órdenes del míster. Así pues, me salté algún que otro Trail a sabiendas de lo que podía pasar y de los podiums que tendría que dejar de lado. A veces me he arrepentido, otras me he alegrado por demostrar que sabía sacrificar otras aficiones por jugármela todo a una, a la que es en definitiva, mi principal objetivo, mi futuro como atleta.

Sorpresa la mía cuando, pese a todo, conseguía mi podium en el circuito. Un trofeo que, a pesar de haber solo dos promesas puntuables en el circuito, no significa únicamente mi victoria en este circuito de trail, sino también mi premio por sacrificar algo que también formaba y forma parte de mi por potenciar la otra parte que también la forma.

Pero hay que saber diferenciar un deporte de competición, de otro que nunca lo he vivido como tal, es decir, para mi, el atletismo en pista es algo que como atleta de competición tengo como objetivo destacar para llegar lo más alto posible, que no quiere decir que no lo disfrute, al revés, de la competición y su sacrificio disfruto más que nadie; pero para mi, nunca he corrido por montaña para demostrar que soy el mejor, ni para enfrentarme a otros atletas, siempre que lo he hecho ha sido por disfrutar del "hábitat", de disfrutar de los paisajes que me ofrece cada salida, del ambiente que me rodea, de la naturaleza que me brinda la vida. Para mi correr por montaña nunca ha sido para sufrir, nunca llego a mi máximo porque no me gusta llegar a tener esa sensación de fatiga que suele tener un atleta cuando da su 200% en la pista por ejemplo. Del sufrimiento disfruto igualmente, pero en este caso, prefiero reservármelo y disfrutar de un regalo tan valioso que nos da la vida a todos y cada uno de nosotros.



Suma aventuras y...¡Vive al límite!

¡NO PAIN, NO GAIN!

Trofeo 1er Promesa del Circuito

No hay comentarios:

Publicar un comentario